Referéndums: legitimidad ¿Porque mayorías simples?

 Los resultados no son simétricos cuando un voto de ruptura es irreversible y uno de continuidad no

Las mayorías simples legitiman las decisiones tomadas en el día a día de los parlamentos o en la elección de gobiernos.

Asuntos con consecuencias a largo plazo, como alterar una constitución, se suelen decidir generalmente por mayoría cualificada de aproximadamente dos tercios de los votos. Caso aun mas grave cuando la decision es irreversible, como fue el caso del referendum de independencia escocés.

Algunos países añaden condiciones adicionales que dificultan aun mas establecer cambios constitucionales o incluso, simplemente los prohiben completamente.

screen-shot-2016-09-19-at-10-48-39En el primer caso, requiriendo mayorías en dos instancias diferentes, mediante el doble seguro, como en Australia, donde cambios a la constitución se deben aprobar por mayoría de votos y de estados (4 de 6).

O bien estableciendo cláusulas yertas, que impiden cualquier cambio en ciertas partes de la constitución; como por ejemplo, la soberanía popular o el estado de derecho en Alemania. Sigue leyendo “Referéndums: legitimidad ¿Porque mayorías simples?”

Referéndums: plazos, mayorías y nacionalidad. El caso de Quebec e Irlanda del Norte

Es una obviedad decir que nunca dos países son iguales.

Pero no obstante, las sociedades experimentan cambios que pueden responder a fenómenos a la vez individuales y generales.

Como son los movimientos secesionistas en naciones democráticas y de cierta longevidad y tradición como Canada y Reino Unido.

Estos países establecieron los primeros ejemplos prácticos de este tipo de consultas en regímenes democráticos occidentales.

Es de constatar que el precedente canadiense no fue reflejado directamente en las resoluciones del Reino Unido, excepto en el concepto de la nación como unidad soberana.

El texto siguiente intenta resumir las situaciones legales de Quebec e Irlanda del Norte.

Sigue leyendo “Referéndums: plazos, mayorías y nacionalidad. El caso de Quebec e Irlanda del Norte”

La misma película: laboristas proponen federalismo y senado territorial

Tal vez porque anticipe un nuevo referéndum de independencia en el horizonte. En un intento de poner la venda antes que la herida, Gordon Brown presento ayer en el festival del libro de Edimburgo ante numerosa prensa nacional e internacional, la nueva política del laborismo para aumentar los poderes del parlamento escocés.

Para mi sorpresa repitió con entusiasmo una canción ya vieja en España. Crear un estado federal y reemplazar la cámarUK_European_Parliament_constituencya de Lores por un senado representando las naciones históricas. El mayor cambio constitucional en cuatro siglos de integración social, económica, política y cultural del Reino Unido.

El planteamiento de Brown se cimentaba, probablemente, en un amplio estudio realizado el mes pasado por el Grupo de Reforma Constitucional  donde se recomiendan tres medidas: las dos antes descritas, mas la devolución de mayores poderes a los parlamentos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte (mas aquí). La propuesta del GRC, por su originalidad y concreción, merece leerse en sus documentos originales, arriba enlazados, en particular la Act of Union Bill.

Según la atrevida propuesta del GRC, el parlamento de Westminster continuaría siendo la sede de la soberanía del reino. El reino estaría constituido por cuatro naciones: Inglaterra (dividida en las regiones reflejadas en el mapa de la derecha), Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Naciones todas ellas capaces de independizarse mediante referéndum, a convocar por su propio parlamento (Act of Union Bill, Part 1, 1.1 [4]). Irlanda del Norte previo acuerdo con los gobiernos del Reino Unido y la República Irlandesa (mas aquí).

Sigue leyendo “La misma película: laboristas proponen federalismo y senado territorial”

Internacionalizar la historia para evitar narrativas nacionalistas

Screen Shot 2016-08-18 at 22.38.22

Un magnifico historiador escocés presentó ayer un libro en el Festival de Edimburgo. Bajo su edición, se  reúne los resultados de la investigación de ocho autores sobre la intervención de los escoceses en el trafico de esclavos africanos de las colonias del caribe y america del norte.

La presentación, breve e informativa, discurrió sobre un trasfondo emocional palpable. Según sus propias palabras, el trabajo documentaba la mayor refutación de la narrativa histórica escocesa de toda su larga carrera profesional.

Contrario a las tradicionales creencias sobre la escasa participación escocesa en la trata y explotación de esclavos, el libro documenta la numerosa e intensa implicación en la trata de todas las clases sociales, desde marinos a medicos a propietarios o inversores.

Entre otros hechos, detalla la compensación recibida del gobierno británico por cesar las actividades esclavistas . El montante total recibido por los propietarios de esclavos escoceses por el valor de la propiedad perdida, fue superior a la media nacional británica.  En las primeras décadas del XIX, los propietarios de esclavos escoceses recibieron el 15% del montante de las compensaciones, mientras que la población total de Escocía representaba en torno al 9% del total del reino. Datos reveladores del grado de participación del país en la trata y explotación de seres humanos.

Mas aún, en el capitulo final redactado por el mismo, declara que los beneficios económicos recibidos por la sociedad fueron el factor catalítico (p.234, 239) del desarrollo industrial escocés en el siglo XVII, cuya intensidad y velocidad solo es comparable a la industralización soviética de principios del XX. Según el autor, Escocia paso en apenas dos décadas del tribalísmo a la roturación de campos, de la pobreza a la afluencia, de la dispersión rural a la concentración urbana. Todo ello en solo dos generaciones.

Sorprendentemente la calidad moral de la presentación declinó substancialmente en el turno de preguntas.

Sigue leyendo “Internacionalizar la historia para evitar narrativas nacionalistas”

Referéndums: son las circunstancias

screen-shot-2016-09-18-at-15-01-36En 1790 Edmund Burke, político y teórico británico, argumentando sobre la conveniencia de la revoluciona americana contra la francesa, escribió lo siguiente: “Las  (por algunos consideradas intrascendentes) circunstancias… son lo que hacen a todos los esquemas civiles y políticos beneficiosos o nocivos para la humanidad”(1).

Los ejemplos no faltan. La monarquía es tan popular en el Reino Unido que hasta los independentistas la quieren conservar, mientras que seria inimaginable en Suiza. El sistema de voto parlamentario mayoritario británico seria impensable en Bélgica con su fuerte division étnica. O la centralización administrativa francesa seria tan impracticable en España; como irrealizable aplicar la política lingüística respecto al sueco en Finlandia, al idioma aleman hablado en areas de Polonia.

El mismo principio se puede aplicar a la convocatoria de referendums. Pueden resultar adecuados o no dependiendo de las circunstancias y tradición política de los paises.

Sigue una (incompleta) lista de las características mas relevantes de los referendums.

Sigue leyendo “Referéndums: son las circunstancias”

Ni existen coches con volantes compartidos, ni estados con dos soberanías *

Breaking Rope

* Leer nota final metáforas.

La Constitución británica no aguanta

Screen Shot 2016-07-27 at 21.31.22“El Reino Unido arriesga su desintegración sino logramos un acuerdo constitucional que garantice los derechos y autonomía de cada nación que lo constituye”.

Leída esta enfática declaración—tan alejada de la tradicional circunspección británica—realizada por el Grupo de Reforma de la Constitución (CRG, enlace) no es exagerado decir que el movimiento nacionalista escocés están provocando un conflicto de gobernabilidad de singular importancia.

Tal vez comparable, por el cambio de paradigma que implica, al experimentado por muchos países europeos en el XVIII durante el cambio del viejo regimen aristocrático al democrático actual.

No todo depende de la voluntad política, los acuerdos también deben ser jurídicamente viables

Ahora este país debe cuadrar el circulo de dos poderes enfrentados: el del parlamento de la union y el de los parlamentos de tres de sus naciones históricas.

Quizás porque su complejidad no favorece ni la simplificación ni la demagogia, este importante asunto esta notoriamente ausente de debates y noticias.

Sigue leyendo “Ni existen coches con volantes compartidos, ni estados con dos soberanías *”