Las cuitas británicas. Causas externas

Las causas externas del escepticismo y falta de interés por la Union Europea serán probablemente tan numerosas como el numero de habitantes del país. No obstante existen tres temas este debate, recurrentes en prensa y conversaciones casuales.

Uno estructural, la falta de transparencia de la unión. Otro de percepción, el tan manido referirse a la  UE como un super-estado. Finalmente hay una cuestión de disposición, por buenas y solidas razones, en muchas personas no existe interés en formar parte de la union.

A continuación intento describir, lo mas sucintamente posible, estos tres asuntos.

1. El nudo gordiano: la dificultad estructural de la UE para rendir cuentas

UnknownMuchos electores de este país, tan justamente orgulloso de su tradición democrática, se quejan constantemente por la falta de control publico de las instituciones comunitarias.

Resienten con acritud no poder ejercitar un control democrático sobre la UE y sus leyes similar al que vienen sometiendo —mediante elecciones, sindicatos y organizaciones sociales— a sus propios gobiernos .

El origen de estas frustraciones, tan profundamente sentidas en toda Europa está en la propia naturaleza y origen de las instituciones europeas: es el tan conocido déficit democrático estructural de la Union Europea.

Este deficiencia, a la vez de control y justificación de las acciones comunitarias, nace de las siguientes cuatro características únicas de la UE. Sin orden particular:

1- En las naciones, la vida democrática está basada, predominantemente, en la confrontación de proyectos alternativos, por ejemplo izquierda y derecha. Por el contrario en la UE las decisiones se toman siempre por consenso. Es decir se busca un punto de equilibrio en el cual ninguno de los países afectados puede mejorar sus situación sin reducir el bienestar del resto de los miembros de la union.

Para lograr este equilibrio las decisiones se basan en dos principios: (i) lograr el mayor consenso posible y (ii) ofrecer compensaciones a cambio de apoyos. Este principio esta firmemente engranado en el concepto de mayoría cualificada (mas aquí y a partir del 31 de Marzo 2017 ver Punto C. 4 del Tratado de Lisboa), que regula la toma de decisiones en el Consejo de Ministros de la UE. El órgano de mayor autoridad formado por los jefes de gobierno de cada país. Precisamente por esta diferencia fundamental, porque no existen alternativas ni posibilidad de elegirlas, se postula que por principio, la EU es ajena a los procesos democráticos nacionales tradicionales.

2- Las leyes son propuestas por la Comisión (ejecutivo formado por representantes de los estados miembros)  a iniciativa propia o por el Consejo de Ministros (constituido por jefes de gobierno de los estados miembros) y ratificadas por el Parlamento y el Consejo. Por tanto, los votantes carecen de control sobre el ejecutivo (Consejo de Ministros y Comisión) porque no pueden ni identificar, ni tampoco apoyar o desacreditar, a quien actúa en su nombre en los órganos de gobierno de la UE.

En este sentido, los referéndums nacionales rechazando la ratificación de tratados europeos (Francia y Holanda, 2005, Irlanda 2001 y 2008, Holanda y Reino Unido 2016) demuestran tanto resentimiento como necesidad de control publico sobre las acciones de la UE.

3- Las elecciones europeas no contemplan un debate sobre la dirección de la UE, como pueden ser los contenidos de nuevos tratados, sino de los intereses y asuntos nacionales.

4- La EU (y cada vez mas el Reino Unido y España) carece de un concepto de nación donde los ciudadanos de diferentes países acepten perder en asuntos electorales con la esperanza de ganar otros. O dicho de otra manera, no existe ni el concepto de nación europea, ni una demanda popular de reducir la soberanía nacional para lograr una mayor democracia a nivel del continente. Practica democrática bien de partidos politicos y opciones diversas o directa a través de referendums.

5-Ausencia de referendum europeos que sirvan para reforzar la identidad común y canalizar las preferencias de los votantes, compensando la dificultad de influenciar la política de la union mediante elecciones partidistas.

Es por lo tanto posible argumentar que careciendo la UE de una democracia partidista también carece de ofertas alternativas de gobierno, oposición política y por tanto de dos requisitos intrínsecos a la democracia de partidos: exigencia de transparencia y necesidad de explicar y justificar las acciones. Dicho de otra manera, el deficit estructural de la EU, puede facilitar y promover la impunidad de sus poderes.

Tanto-monta

Para resolver el nudo gordiano del deficit estructural democrático de la Union Europea, sus instituciones han practicado históricamente la celebre maxima utilitaria de Fernando el Catolico, “Tanto Monta“.  Es decir, da igual cortar que desatar el nudo, lo importante es que la UE sea operativa y produzca resultados.

Es curioso porque los resultados positivos nadie los discute. Incluso los británicos en su conjunto quieren mantener, sea cual sea el resultado del referendum, su acceso al mercado único comunitario.

Tampoco en el area legislativa parece haber habido desencuentros. El Reino Unido solo ha votado desde 1999 en el Consejo de Ministros en contra de 56 nuevas leyes europeas ¡un  2%! y se ha abstenido en un 3% de las votaciones. Es decir ha estado a favor de la legislación de la union europea un ¡95% de las ocasiones!.

Pero históricamente estos avances en comercio y legislación no se han visto acompañados simultáneamente por una mayor conexión con la población

La confianza en las instituciones europeas esta sufriendo desde 2007 un declive histórico.

Según los datos ofrecidos por los servicios estadísticos de la UE (2, 3), en la mayoría de los países europeos,20 de 27, la falta de confianza en la unión predomina entre la población y ha casi doblado su presencia en los últimos años. Importantes descensos se han registrado en Polonia, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido y España, países que por si solos constituyen mas del 70% de la población europea. Peor aun, solo en Bulgaria hay un porcentaje de la población superior al 50% que confíe en la UE.

Desconfianza

También es revelador realizar un balance entre el porcentaje de la población que confiaba y desconfiaba de la UE en los años 2007-12. Mientras ese balance era en 2007 claramente positivo a la union, en 2012 la encuesta de los servicios estadísticos de la UE Eurostar revela un cambio profundo y negativo respecto al nivel de confianza de la población en las instituciones y gobierno de la union.

Este estado de desconfianza de la UE, apenas han sufrido variaciones en las mas recientes encuestas comparables producidas en 2014 (no mostradas en estos gráficos, 4).

De relieve, mencionar a Dinamarca que en el 2012 tenia un balance neto de votantes confiando en la UE del 2% (48% vs 46%) pero que, al experimentar la confianza en la EU un descenso del 11% en el  periodo 2012-14, en el ultimo informe reflejaba un claro empeoramiento de la confianza neta que pasaba a ser un 13% negativa (37% vs. 50%).

Desconfianza

2. El gran equivoco: La UE no es un super-estado, menos aun un estado

Cerca de cuatrocientas mil paginas en Google y 25.000 noticias de prensa con el termino “European Superstate” no pueden estar equivocadas: la Union Europea tiene que ser un Superestado.

Screen Shot 2016-07-31 at 08.58.56

Contra todas estas presunciones, muchas intencionadas, otras debidas a la ignorancia; la UE no es, para la gran mayoría de teóricos de ciencias políticas, ni remotamente un estado. Si acaso, y con reparos, se le puede comparar con una confederación de estados independientes y ligados por tratados (1).

Por un lado, hay 28 políticas económicas, constituciones, políticas de empleo, impuestos, ejércitos, policías y maquinarias administrativas. Por el otro la UE carece de soberanía porque obtiene su mandato de los tratados no de los electores.

Algunos datos pueden ilustrar este punto tan bien como las explicaciones anteriores. Con una población europea de algo mas de 500 millones de personas, cifras de 1.999 sitúan el total de empleados de la UE sobre 30.500. Cantidad casi idéntica, unos cientos arriba o abajo, al total de empleados del Ayuntamiento de Madrid. Solo en España para 45 millones disponemos de tres millones de empleados públicos.

O hablando en dineros, en 2014 el presupuesto de la UE era un 1% del producto nacional bruto del conjunto de la unión, con un 4.6% dedicado a administración. En España, a pesar de ser uno de los países mas modestos en este aspecto, el gasto publico supera el 35% del PNB.

3. La obligación de ser feliz y compartir; o gracias, pero no gracias.

Una parte, tal vez importante, de la población y gobiernos de muchos estados miembros no tienen ningún deseo de un mayor desarrollo y profundización de la union política y jurídica de la UE. Como tampoco lo tienen de dar a otros países, de pasados y tradiciones diversas, voz en el contenido de sus leyes nacionales.

Las razones de esta falta de interés en formar una comunidad y compartir un futuro son diversas.

En algunos casos, por tener una historia consistente de estabilidad, democracia y desarrollo. Por ejemplo, España, Rumania, Dinamarca y Alemania tienen un pasado completamente diferente en areas políticas, culturales o económicas.

En otros casos, como Irlanda lo ha demostrado repetidamente rechazando los tratados de Niza y Lisboa, probablemente porque apenas están naciendo y son estados, legítimamente, celosos de su soberanía.

¿Porque deben de sentirse entusiastas o convencidos?

Linda Pastan (1932, New York) ofrece, en el siguiente poema, una interpretación:

La obligación de ser feliz The Obligation to Be Happy
…Pero esperas que yo fortuitamente … But you expect it of me casually,
lo mismo que esperas que el sol the way you expect the sun
salga, no a pesar de la lluvia to come up, not in spite of rain
o las nubes, pero a causa de ellos or clouds but because of them.

Otra vision del asunto tratado por L. Pastan, mas garrula, machista, patética y terriblemente vulgar como el poder mismo, se puede escuchar aquí.


Fuentes:

1. John McCormick. The European Union: Politics and Policies. Westview Press: Boulder Colorado, 1999. p.85

2. Autumn 2012, Standard Eurobarometer 78: Public Opinion in the EU. QA11.8 http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/eb/eb78/eb78_anx_en.pdf

3. Spring 2007, Standard Eurobarometer 67: Public Opinion in the EU. http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/eb/eb67/eb67_en.pdf

4. Spring 2014, Standard Eurobarometer 82: Public Opinion in the EU. QA9.4 http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/eb/eb81/eb81_publ_en.pdf

5. Democracy Without Political Parties: Constitutional Options By Michael Riegner and Richard Stacey. Center for Constitutional Transitions at New York University. EEUU. Este análisis de datos podría ampliarse mediante una comparación entre la confianza que genera la EU y sus propias instituciones nacionales, y si existen diferencias en subgrupos de interés como, entre otros, los estados contribuyentes netos.


Quien hace que en la Union Europea y los Estados

Acciones Estado EU
Soberanía Parlamento/Electores Consejo Ministros
Gobierno Ejecutivo Comisión*
Iniciativa legislativa Parlamento/Gobierno Comisión**
Camara legislativa Parlamento/s Parlamento/Consejo
Actores Estado EU
Soberanía Electores Estados***
Gobierno Partidos Estados
Iniciativa legislativa Electores Estados
Camara legislativa Electores Electores
* Iniciativa ahora consensuada con Parlamento y Consejo en la mayoria de las ocasiones
** Asuntos exteriores y politicas macroeconomicas
*** Oscilando entre intergubernamental por el derecho de veto y supranacional cuando este deja de ejercerse
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s